Viajar a Cádiz más allá de…

¿Que qué tiene que ofrecer Cádiz a quienes se plantean viajar más allá de Tarifa, el Tumbao y Bolonia? Te lo descubro en este megapost lleno de ideas y sugerencias basadas en mi experiencia y conocimiento de la provincia.

 

Se va acabando el verano… y las tropas de vacacionistas, como yo los llamo, van dejando paso a la calma de septiembre, que se queda esperando a ver las hojas caer. Y aún así, todavía quedan días de verano, ya con otro sabor, pero muy apetecible para una escapada estival tardía. Y ¿qué mejor que viajar a Cádiz?

Se intuirá que no escribo desde Sevilla cuando hablo de tropas de vacacionistas veraniegos. No, estamos en Cádiz. Tenemos la suerte de poder movernos donde queramos y de tener raíces en ambos sitios.

Pero no me voy a desviar más, pues de lo que quiero hablarte en este post es de qué tiene que ofrecer una provincia tan sencilla y a la vez tan rica, a quien busca algo más que buenos chiringuitos, playas de moda y, admitámoslo, un poco bastante de postureo…

Está claro que el verano es la peor fecha para viajar…

Sobre todo a zonas costeras, pues suelen masificarse por la llegada de turistas… Atascos, problemas para aparcar, playas hasta arriba, paseos, bares y restaurantes a tope (sí, incluso en la era Covid), no es el mejor escenario para conocer de verdad un lugar, desde luego no para practicar el Imbuing travel que tanto nos gusta (si no sabes lo que es, ya tardas en descargarte nuestra guía gratuita ;)).

Pero llega septiembre y, de repente, las playas vuelven a ser más locales, puedes pasear tranquilamente por donde sea y sentarte donde quieras a tomarte una cerveza fresquita y unas buenas tapas, que de esas aquí tenemos muchas. Pero eso no es lo mejor, sino que la temperatura nos da una tregua para que no nos tengamos que limitar a estar en remojo todo el día. 

Así que te voy a dar unas cuantas ideas de qué ver y hacer si vienes a Cádiz en septiembre (y si quieres venir el verano que viene, te sirven pero igual en algunas de ellas hay más gente de la que desearías o hace más calor del que se debe soportar).

 

MÁS PUEBLOS BONITOS DE LA CAMPIÑA ADEMÁS DE VEJER.

 

Visitar Vejer de la Frontera es casi un must para quienes visitan la provincia. Y no seré yo quien te diga que no merece la pena porque te mentiría. El pueblo es una maravilla, cada rincón, cada calle, las vistas, su historia (súper interesante y romántica), su gastronomía (OMG)… Lo bueno de ir en septiembre es que podrás pasear y apreciar sus maravillas más tranquilamente, sin tener que esquivar a un millón de personas ni volverte loca o loco para aparcar.

 

 

Vejer de la Frontera

Pero lo que muchas de esas personas no saben es…

Que a 30 minutos en coche de Vejer, tenemos otro pueblo cargadito de historia (3.000 años se dicen pronto) y de rincones preciosos, vistas y comida de la buena.

Hablo de Medina Sidonia, conjunto Histórico-Artístico. Ya solo su nombre va cargadito de herencias y tradiciones milenarias. Capital repostera de Al-Andalus y que podría aún considerarse tal cual, porque aquí los dulces (descaradamente árabes) de este pueblo de 12.000 habitantes, se venden hasta al otro lado del charco. 

Imperdibles en Medina:

Visitar las ruinas del Castillo, las cloacas y la calzada romana (la entrada combinada son 4€). Subir a la Iglesia Mayor por las callejuelas del barrio Santa María y bajar por el Arco de Belén, hasta el Arco de la Pastora, solo por el placer de apreciar vistas increíbles rodeadas por los restos de murallas que cerraban la medina de la ciudad árabe. 

Y no hay nada más típico en Medina que pillarte unos dulces en la Confitería Sobrina de las Trejas o en la de Ntra. Sra. de La Paz y sentarte en algún bar de la Alameda o la Calle San Juan a degustarlos con un café. Si quieres ver un atardecer alucinante, en Medina se reproducen casi a diario y si lo quieres con maridaje, vete al restaurante La Vista de Medina, que ya con el nombre te imaginarás cuál es su fuerte… Pero luego bájate hasta el Restaurante El Duque si quieres probar lo que es bueno 😉

 

 

Medina Sidonia

VIAJAR A TARIFA SÍ, PERO VAMOS A DARLE VALOR

 

Este pueblo de la provincia de Cádiz, el punto más cercano de la península al continente africano, se ha puesto muy de moda en los últimos años y cada vez más gente sabe de su existencia. El problema es que, por lo que busca la mayoría de quienes vienen en verano a este pueblo, le van a tener que cambiar el nombre por Tumbao. ¿Qué no sabes de qué hablo? Bien, muy bien.

A lo que voy es que Tarifa es mucho más que un chiringuito de moda y la capital europea del surf, kitesurf, windsurf y demás tipos de surf.

Tarifa es un pueblo precioso y blanco con vistas a África. Es playas salvajes y vírgenes de aguas turquesas, pero también es historia de las civilizaciones, parques naturales, senderismo y buena gastronomía. 

Tampoco te voy a decir yo que ir a dos de las mejores playas de España es de tontos…

Pues no, oye. Es que tenemos unos tesoros aquí que no nos los merecemos… Pero es que cuando llego a Valdevaqueros y me veo un pelotón de gente tirada en el césped de un chiringuito a las tres de la tarde, porque es muy cool, en lugar de estar rebozándose en la arena de ¡LA MEJOR PLAYA DE ESPAÑA! (según votación de lectores de CN Traveler), pues hombre, me hace perder la fe en la humanidad, seriously. 

 

 

Bolonia vista desde Baelo Claudia

Lo bueno que te llevas si vas en septiembre, es que te librarás de tanta incoherencia 😉 Y si vas a Bolonia, que ¡qué te voy a decir yo de esta masterpiece de la naturaleza!, haz la croqueta en la duna pero pásate también, ya que estás, por el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. Es gratis, tiene vistas a la playa y te dará unas nociones de cuán importante y estratégico era el punto en que te encuentras para los antiguos imperios, antes de ser conquistado por los chiringuitos.

Y si te va la marcha como a nosotras, más que hacer la ameba, vete en busca de las piscinas naturales, alias Los Baños de Claudia, y alucina descubriendo que en el sur también tenemos Flyschs alucinantes. 

 

 

Piscinas naturales Baños de Claudia

Y sí, los atardeceres desde estas playas son la leche y desde ellas se ve Marruecos. Pero si quieres verlo bien y flipar con el atardecer y la cercanía, súbete mejor al mirador de África en la carretera que va hacia Algeciras. Y luego me cuentas.

Ahora que hablamos de Algeciras, te doy una última sugerencia en la zona: el sendero del Río de la Miel.

 

 

Sendero Río de la Miel

MÁS PLAYAS: SERÁ POR KILÓMETROS DE COSTA EN CÁDIZ

 

Si aún quieres aprovechar septiembre para disfrutar de las playas más vacías, aquí hay para elegir.

¿Quieres playas kilométricas? Vete a La Barrosa en Chiclana de la Frontera, puedes empezar en la primera pista y terminar en las calas de Roche. También tienes El Palmar en Vejer o Zahara de los Atunes en Barbate.

¿Prefieres algo más “recogidito”? Los Caños, Zahora o la Cala del Aceite son favoritas. 

Pero si lo que buscas es algo más “alternativo”…

Vete hasta el Poblado Sancti Petri, antiguo poblado de pescadores y puerto almadrabero que parece detenido en el tiempo y derruido… Si no fuera por el pequeño y bastante humilde puerto deportivo y unos cuantos restaurantes y asociaciones de pescadores, en las que degustar el pescado más fresco de la forma más casera.

En un pequeño paseo te toparás con los murales del artista catalán Antoni Gabarre, afincado y enamorado de esta tierra. Con su obra, lleva años decorando los muros desmejorados por el abandono y el paso del tiempo.

Nada tiene que ver este sitio con las urbanizaciones del «Novo Sancti Petri», a varios kilómetros de distancia. Una zona plagada de hoteles y resorts, campos de golf y gente que busca lo mismo ahí que en cualquier otro lugar parecido…

 

 

Mural en el Poblado Sancti Petri

Te recomiendo investigar sobre este lugar para entender el encanto de su decadencia.

Y al lado, la Playa de Sancti Petri. Emulando el ambiente del poblado y ofreciendo unas vistas nada despreciables al castillo homónimo, el espigón en el que aún se observan a los pescadores y la Playa del Castillo, en el Parque Natural Bahía de Cádiz.

Cuando baja la marea, una lengua de arena asoma al fondo, une la Playa del Castillo con el espigón y entonces nos encontramos en una piscina de arena y sal. Además, aquí puedes practicar kayak, pasear en velero, moto de agua y distintos deportes acuáticos. 

 

 

Playa Sancti Petri

MÁS PUEBLOS BONITOS DE CÁDIZ

 

Más allá de la costa y la campiña de Cádiz, tenemos una cantidad de pueblos preciosos, llenos de historia y cultura. Solo tienes que mirar más allá del tope, ya sabes, ese que nos ponen los medios de desinformación, las guías tradicionales, modas, prejuicios, etc.

Antes de listarte unos cuantos pueblos y por qué deberías visitarlos, te digo que si no has visitado la capital de la provincia, no has callejeado y apreciado su belleza, no has comido el mejor pescaito frito en Las Flores y no has descubierto el carácter, la idiosincrasia y la historia de esta ciudad, no sabes lo que te pierdes, porque Cádiz es otro mundo.

Y ahora sí, ¿qué tal adentrarnos en la sierra, ahora que no aprieta tanto el calor, y patear un poco esos pueblos blancos sobre tajos y lagos?

Empezamos en Arcos de la Frontera, la puerta a la Ruta de los Pueblos Blancos, tierra de vinos (no todo es Jerez aquí, amigos) y ¡qué vinos, señor!. Para no repetirlo mucho, verás que aquí la gran mayoría de pueblos tienen unos 3.000 años de historia. Yo no sé qué les pasaba a las antiguas civilizaciones con esta zona que se quedaban prendadas…

 

 

Vista de Arcos de la Frontera

En pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema…

Seguimos por El Bosque y Grazalema, otros dos pueblos en los que detenerse, pasear, comer, alucinar con el entorno…

Y llegamos a Setenil de las Bodegas, puede que la joya de la corona en esta ruta. Mucha gente lo visita por su particularidad y aún así no parece estar masificado aún. Sorprenden sus casas incrustadas en la roca del tajo, que regala techos y paredes a hogares, bares, restaurantes y tiendas.

Pero lo más alucinante es ver como la roca cubre por completo parte de algunas calles. Luego está el tema de que se come de escándalo allí. Te recomiendo, si vas, que te pares en el café-bar Sol y Sombra: lo querrás probar todo (y todo merecerá la pena). Y su terraza con vistas al cauce del río (vegetación a tope es lo que verás) y a la que puede ser la calle más fotografiada y famosa del pueblo, no tiene desperdicio. 

 

 

Setenil de las Bodegas

Terminamos en Zahara de la Sierra…

Imponentemente construida sobre un tajo, en el centro del Parque Natural Sierra de Grazalema. Ofrece un entramado de calles digno de su herencia musulmana, como todos los pueblos de la ruta, y unas vistas al embalse de Zahara-El Gastor que quitan el hipo.

Después de tanto paseo, te puedes refrescar en “la playita”. ¿Playa en la sierra? Sí, a pocos kilómetros del pueblo, aprovechando el cauce del río, han creado esta playa artificial de agua dulce en un entorno perfecto, en el Área Recreativa Arroyomolinos. El acceso no es gratuito, cuesta unos 4€ aunque hay descuento para grupos. En nuestro caso, como llegamos a las 18.30h para simplemente refrescarnos, nos dejaron pasar gratis pues cerraban en poco más de una hora.

 

 

La playita de Zahara

Y si el cuerpo te pide más caña, estás en la zona adecuada…

VIAJAR A CÁDIZ TAMBIÉN SON RUTAS DE SENDERISMO PARA NO QUERER PARPADEAR

 

Sería delito para un amante de la naturaleza, no aprovechar la ocasión para descubrir lo que esconde este rincón del sur de la península. 

Antes recomendaba en Algeciras el sendero del Río de la Miel, porque es uno de los más chulos de la zona. Pero no es el único cerca de la costa que merece la pena: otro de nuestros favoritos es el Sendero del Acantilado.

Discurre por el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate y básicamente te lleva desde la playa de la Hierbabuena en Barbate hasta la playa de los Caños de Meca. Las vistas del acantilado son alucinantes y llegar a una playa así después de la caminata es un regalo.

 

 

Sendero del Acantilado

Ahora bien, ¿qué hay del senderismo en la sierra?

Pues una opción muy popular entre la gente local, porque es light, cómoda, sencilla y para toda la familia, es el sendero del Río Majaceite que va de El Bosque a Benamahoma. Muy recomendable.

Normalmente, se suele empezar en Benamahoma y como es lineal, a la vuelta desearás sentarte en la Venta el Bujío a tomarte algo fresquito. Está justo al inicio/fin del sendero y conserva el encanto de un lugar que no ha cambiado un ápice en todos estos años. Es tan auténtico, que sufro nostalgia de la infancia cada vez que voy. Por eso igual sabe tan bien cualquier cosa que te tomes aquí, más aún después de la caminata.

 

 

Venta el Bujío

Y si nos plantamos en el centro del Parque Natural, entre Grazalema y Zahara, encontramos un sinfín de senderos de distintas características o niveles. Uno de los más destacados es el de Salto del Cabrero, pero si buscas algo más sencillo y fresco, el favorito es el de Llanos de Rabel. 

Si buscas más adrenalina y paisajes de los que te desencajan la mandíbula, no puedes dejar de hacer el de la Garganta Verde.

Eso sí, para hacer este sendero completo, hay que ir acompañado por algún profesional o empresa autorizada, pues incluye barranquismo. En general, para casi todos hace falta pedir un permiso, por lo que antes de ir, debes asegurarte de que lo llevas controlado. 

Y para rutas chulas, sobre todo en días de calor, el Sendero acuático de Bocaleones es uno de los más top. 

 

Podría escribir un libro con recomendaciones más concretas sobre Cádiz…

 

Pero creo que con esto tienes para empezar a pensar en tu viaje a esta provincia que a tantas personas enamora.

Y cuidado, que igual te acabas queriendo mudar aquí 😉

Cuéntame qué te ha parecido, si has estado en alguno de los sitios que recomiendo o si hay algo que has echado de menos en este artículo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

3 respuestas

  1. Me encanta, soy de Cadiz y que re voy a decir, que estoy deseando de irme con vosotras, me gustaria conocer bocaleones , que no e estado y el resto recorrerlo mil veces más, graciaas, y un saludo, nos veremos en esta maravilla .

    1. Muchas gracias Victòria!

      Nos encanta saber que te ha parecido interesante y que te pueda ayudar a planificar tu próxima visita!! Un saludo y nos vemos por tierras gaditanas 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para no perderte nada y ser de l@s primer@s en enterarse cuando lancemos un viaje y otras sorpresas que te pueden interesar

error: Content is protected !!